28 de julio de 2008

LOS OVOS MOLES DE AVEIRO

Los ovos moles, dulce que se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad portuguesa de Aveiro, fueron creados por las monjas del Convento de Jesús, actualmente convertido en el Museo de la ciudad. En este convento, fundado en 1458, vivió hasta su muerte la princesa Santa Joana, hija del Rey de Portugal Afonso V, que posteriormente fue beatificada por el Papa Inocencio XII en el año 1693, debido a las curaciones y milagros que se le atribuyeron.
El Convento de Jesús se mantenía gracias al pago de los arrendatarios por el uso de las tierras propiedad de las monjas, que era efectuado en trigo, gallinas y huevos. Pero las monjas no consumían huevos en señal de abstinencia, por lo que utilizaban azúcar para conservarlos, dando así origen a los ovos moles (literalmente huevos blandos), un dulce al estilo de las yemas de Santa Teresa, típico de Avila.
Elaborado con yemas de huevo, azúcar y agua, es un alimento muy energético, que fue aprovechado por las monjas en el tratamiento de enfermos, ya que la mayoría de las enfermedades de la época tenían su origen en una alimentación deficiente. Al mismo tiempo, en el siglo XVI el Rey Manuel I, 14º Rey de Portugal, donó azúcar proveniente de Madeira a la enfermería del convento, lo que espoleó la fabricación de los ovos moles.
LA RECETA DE LOS OVOS MOLES
Disolver de 250 gramos de azúcar en un cazo con 1,5 dl de agua. Cocer a fuego lento sin dejar de remover hasta que el almíbar empiece a espesar y alcance el punto de hebra.
Retirar la cazuela del fuego, dejar enfriar un poco el almibar y juntarlo con las 15 yemas de huevo, removiendo constantemente. Es muy importante haber separado bien las yemas de las claras, con cuidado de que no pase nada de clara.
Poner de nuevo a fuego lento, evitando en todo momento que llegue a hervir, y trabajar con una espátula hasta que la mezcla deje de pegarse a las paredes del cazo. Si dejamos hervir la mezcla del almíbar y las yemas, estas cuajaran y todo el esfuerzo habrá sido en vano. Por ultimo, extender en una fuente y dejar enfriar.
Los ovos moles se moldean imitando formas marineras, como peces, caracoles o conchas, y se envuelven en obleas finas, tipo ostia. También se pueden encontrar en barricas de madera o de cerámica, decoradas con imágenes típicas de Aveiro, como las salinas o los barcos moliceiros, que se empleaban para recoger el moliço, un alga que se utiliza como abono.
PASTELERÍA MARIA DA APRESENTAÇAO DA CRUZ MERCEDEIROS
En las todos los establecimientos de Aveiro encontrarás muchos ovos moles, blanditos y llenos de azúcar, pero los mejores salen de la Pastelería Maria da Apresentaçao da Cruz Mercedeiros, en la Calle Jorge de Lencastre, 37, que desde desde 1882 perpetúa la tradición de los ovos moles. Como hace el presentador que aparece en el video, hay que llamar a la puerta antes de poder entrar en la pastelería.

4 COMENTARIOS:

BSCS (Antes conocido como PS) dijo...

Yo los he probado el otro día, los trajo una amiga mia que estuvo en Aveiro hace un par de semanas y están muy buenos. Pensaba que iban a ser muy dulces y no me iban a gustar, pero la verdad, es que estan bastante ricos... ummmmmmm

Mia dijo...

Hola, yo he nacido en Aveiro, y he vivido allá hasta mis 7 años, pero estoy emigrada en España hace casi la misma cantidad de años.
Los ovos moles son el mejor postre de mi tierra, y también tenéis que probar leitao á bairrada, están ambos bueníssimos.
¡NYAM NYAM!

Anónimo dijo...

Ps yo estuve en aveiro hace 2 dias con mi familia y nos montamos en los barquitos esos, visitamos en el mercado de pescado y fuios a una pasteleria de una calle muy ancha a comprar medio kilo de ovo moles¡¡¡¡¡mmmmmmmmm

Anónimo dijo...

Un postre muy especial de una ciudad también especial, especialmente bonita.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...